Antecedentes históricos

Costa Rica fue descubierta por Cristóbal Colón en su cuarto viaje, el domingo 18 de setiembre de 1502, habiendo llegado por la costa atlántica, a un pueblo en tierra firme llamado Cariar. Después del descubrimiento de Colón, el territorio de Costa Rica fue conocido como Veragua.

Esta tierra había estado poblada desde hacía unos 12,000 a 10,000 años antes de Cristo, según prueban los hallazgos arqueológicos. La historia precolombina se ha clasificado según lo que se denomina "modos de vida", término que designa los aspectos sociopolíticos, económicos y religiosos de una sociedad en una etapa determinada de su evolución histórica. La duración de los modos de vida se marca por cambios en la organización sociopolítica y visión de mundo de una sociedad. Con base en las evidencias arqueológicas, se han distinguido diferentes períodos:


Modo de vida de los cazadores-recolectores (12000 a 2000 a.C.)-
Modo de vida aldeano-igualitario (2000 a 500 a.C.)-
Modo de vida aldeano cacical (500 a.C. a 1550 d.C.)-
Cacicazgos complejos (300 a 800 d.C.)-
Cacicazgos tardíos (800 a 1550 d.C.)-


Modo de vida de los cazadores-recolectores (12000 a 2000 a.C.)

Hay escasas evidencias arqueológicas -puntas de lanza, flechas- de este período. Estos cazadores-recolectores fueron nómadas, que se desplazaron a lo largo del continente en busca de sitios de caza y recolección de frutos silvestres. Fabricaban puntas de lanza, raspadores, cuchillos, perforadores, en materiales como cuarzo, jaspe y otros, así como otras herramientas en piedra, madera y hueso, como se han encontrado en los sitios arqueológicos de Guardiria y Florencia 1.

Los primeros cultivos aparecen hacia el 8000 al 2000 a.C. Es posible que haya habido una agricultura incipiente de maíz y tubérculos, el mantenimiento de árboles frutales y recolección de plantas silvestres. La aparición de la agricultura marca un cambio en el modo de vida.
al inicio


Modo de vida aldeano-igualitario (2000 a 500 a.C.)

La agricultura propició el establecimiento de aldeas y comunidades agrícolas sedentarias, dispersas en diferentes partes del país. De este período hay evidencias de utensilios de cerámica y de herramientas de piedra, hueso y madera, empleadas en la agricultura y en el procesamiento de alimentos. Los utensilios de esta cerámica temprana presentan decoraciones efectuadas con diversas técnicas como incisos, estampados, modelados y aplicaciones de tiras.

Se supone que la organización social era del tipo tribal, caracterizada por las relaciones igualitarias entre los individuos y la propiedad colectiva de bienes. En este período se debe de haber iniciado progresivamente el proceso de diferenciación social.
al inicio


Modo de vida aldeano cacical (500 a.C. a 1550 d.C.)

Según las evidencias arqueológicas, en este período se da la transición de la sociedad tribal, basada en las relaciones familiares o de parentesco, a una organización cacical, con un jefe o señor distribuidor, jefes religiosos, artesanos, especialistas y linajes familiares, así como poder hereditario (500 a.C. a 300 d.C.), dependiendo de la región. El maíz se constituyó en el cultivo principal en algunas regiones, y en otras se dio un sistema mixto de cultivo de semillas, tubérculos y árboles, además de la pesca y la cacería.

Esta organización social requirió el establecimiento de divisiones territoriales más marcadas y de políticas de expansión para producir mayor cantidad de alimentos y para controlar fuentes de materia prima. También se creó el establecimiento de redes de intercambio de productos a nivel local, regional y extraregional. Algunas aldeas crecieron en tamaño e importancia, y en poder económico, político y religioso.

Los sitios de asentamiento corresponden a aldeas pequeñas, en las cuales se han hallado solamente restos de utensilios de cerámica y piedra, y las aldeas principales, que presentan construcciones como basamentos, montículos, pozos, hornos y estatuaria.

Es notable durante este período la existencia de artefactos de jade y jadeíta, metates ceremoniales, remates de piedra para bastones ceremoniales, así como cerámicas elaboradas, que se depositaban como ofrendas funerarias en los enterramientos, los cuales señalaban el rango social del individuo según sus calidades.

Este tipo de ofrendas funerarias fue común en los enterramientos de este período en las diferentes zonas arqueológicas. Generalmente, la cerámica presenta una decoración bicroma y adornos zoomórficos.
al inicio


Cacicazgos complejos (300 a 800 d.C.)

La producción agrícola eficiente había generado excedentes que permitieron a algunos individuos liberarse de algunas tareas como productores y asumir funciones de naturaleza política o religiosa. Se estableció un nuevo orden social. Este nuevo tipo de jerarquía social y política se denominó cacicazgo, jefatura o señorío. Hubo diversos tipos de cacicazgos: jefes políticos, líderes religiosos (cargos que se vuelven hereditarios); guerreros, artesanos especializados y agricultores.

Los grupos dirigentes funcionaron de manera variada: unas veces como redistribuidores de los bienes producidos comunalmente, con poder de decisión sobre los asuntos colectivos; otras veces, podían tener una opinión respetada pero no necesariamente obedecida. Su rango les permitió tener acceso a los bienes más apreciados, en particular a los bienes de intercambio, de difícil obtención o de gran manufactura. Los dirigentes llegaron a tener algunos privilegios: usaban prendas que marcaban su prestigio social, como objetos de jade y oro, índices de su rango dentro del grupo social al que pertenecían, y ocupaban viviendas prominentes dentro de la aldea principal.

Los rastros arqueológicos evidencian en este período la aparición de asentamientos jerarquizados según el nivel social, con aldeas principales y secundarias, en los cuales podía haber un cacique principal en la aldea dominante y caciques secundarios en las otras aldeas. Además de esta distribución comunal, se formaron divisiones territoriales. A partir de 300 d.C., los asentamientos presentan obras de infraestructura: basamentos, calzadas, montículos funerarios.

En este período se dio un proceso de cambio gradual hacia nuevas formas de organización social. Los enterramientos muestran las diferencias sociales en las ofrendas y en las estructuras funerarias, que también son interesantes porque dentro de estas ofrendas se ha encontrado evidencia de objetos exóticos de intercambio. No todos los grupos evolucionaron de tribus a cacicazgos. Posiblemente coexistieron sociedades tribales o de cacicazgos simples con cacicazgos complejos hasta épocas tardías.
al inicio


Cacicazgos tardíos (800 a 1550 d.C.)

A partir de 800 d.C. y hasta la llegada de los españoles, hubo grandes transformaciones en la estructura física de las aldeas más grandes y complejas, con obras de infraestructura masiva, numerosos cementerios simples y complejos, variedad de artículos de uso doméstico y suntuario, y fina orfebrería. Fue una época de conflictos entre cacicazgos por territorios y recursos. Se dio incremento en la explotación de diversos ecosistemas, como la selva, el litoral y el manglar, que permitieron una mayor variedad de recursos. La población aumentó considerablemente, y con ella, hubo una mayor jerarquización social.

Al lado de estos territorios, subsistían grupos tribales que mantenían relaciones de intercambio con los grupos de mayor poder. También hubo contacto con otras áreas de intercambio de productos (alimentos, herramientas, bienes suntuarios) y se establecieron alianzas políticas o de competencia de productos, que eventualmente condujeron a la guerra. Los dirigentes religiosos, con diferentes rangos y funciones, tuvieron un papel importante. Estos aspectos han sido documentados por los españoles, quienes cambiaron el estado de cosas en el territorio americano, e iniciaron un nuevo período de la historia.
al inicio

Antecedentes HistóricosRegiones arqueológicasLenguas IndígenasChamanismoPoblaciones indígenas en el período de conquistaLos ChorotegasLos BribriArte precolombinoEnlaces